Una terapia meditativa

Meditación de la Rosa Mística OSHO

La Rosa Mística en un viaje hacia ti mismo.
Durante tres semanas nos encontramos tres horas al día en un proceso curativo, que transforma el cuerpo y la mente. Terminas con una sensación de frescura y asombro.

“Te estoy dando una técnica muy fundamental, fresca e inusitada. Y se va a convertir en un fenómeno mundial, sin ninguna duda, porque sus efectos mostrarán a cualquiera que la persona se vuelve más joven, más amorosa y llena de gracia. La persona se vuelve más flexible, menos fanática; en definitiva: más alegre y más festiva.

Todo lo que este mundo necesita es limpiar profundamente el corazón de todas las inhibiciones del pasado.”

Meditacion-rosa-mistica-OSHO

Primera semana — La Risa
La primera semana nos adentramos totalmente en la risa para liberarnos de la enfermedad de la seriedad. En esta encantadora situación grupal nos volvemos cada
vez mas juguetones y somos capaces de reírnos de nosotros mismos y de la vida en general. Aunque puede parecer imposible reír durante tres horas seguidas, la energía colectiva del grupo permite que suceda. Muchas capas de inhibiciones se liberarán durante esta semana. Te reirás como nunca hasta ahora. La terapia de la risa y el humos está siendo ampliamente reconocida por toda Europa y América como una profunda técnica de sanación que es practicada en los mayores hospitales para ayudar a sanar el cuerpo. La investigación científica ahora nos muestra que la risa mejora nuestro sistema inmunitario, alivia las depresiones, baja la presión sanguínea, alivia el dolor y tiene un éxito asombroso con todas las tipologías del estrés. Esta semana de risa ofrece la experiencia más profunda disponible hoy en día en campo de la terapia de la risa. Los beneficios psicológicos te ayudarán a obtener una nueva perspectiva en la vida y como vivir en un gozoso estado de relajación.

Segunda Semana — Las Lágrimas
La segunda semana las lágrimas, nos llevan a una nivel más profundo en el que nuestra tristeza, desesperación, el dolor y las heridas que nos mantienen atrapados en el miedo y el dolor, pueden ser liberados. Nuestras lágrimas han sido suprimidas profundamente y esto provoca malestar y enfermedad y muchos problemas psicológicos. A través de la expresión y la liberación de estas lágrimas, disolvemos vidas enteras de dolor y sufrimiento. Y nos podemos abrir a un estado de fuerza y ligereza que raramente experimentamos.

Tercera Semana – El Observador en la Colina
Después de toda esta limpieza y liberación de las dos primeras semanas, ahora caemos fácilmente en el silencio y la meditación, permitiéndonos deslizarnos en nuestra realidad interna con relajación y conciencia. Nos volvemos “El Observador en la Colina”. Esta compuesto por tres sesiones sentados de cincuenta minutos, con una danza ligera entre ellas para mover el cuerpo. Esta semana nos ayudará a estar mas centrados en el momento presente.