Testimonio de Tino Pond

TINO PONT:
Participante en el Curso Formación Meditaciones OSHO. Septiembre del 2016.

1960. Profesor de Yoga. Conoció las Meditaciones Activas durante una visita al Resort de Meditación y en diferentes ediciones del OSHO Festival España

Compartir:

“Ya conocía las Meditaciones Activas OSHO y he de decir que siempre me han gustado. Visité Puna allá en el año 2010 y desde entonces he podido seguir disfrutando de algunas de ellas o bien participando en ciertos festivales o asistiendo en ocasiones a Centros de yoga donde se celebraban puntualmente. Quería conocerlas a fondo tanto para sacarles más provecho personal a la hora de practicarlas como para obtener los conocimientos y los requisitos necesarios a la hora de facilitarlas. Mis perspectivas sobre lo que iba a aprender se han visto superadas con creces y ahora me doy cuenta con cuanta ignorancia de la técnica y de la verdadera esencia he estado una y otra vez repitiendo posiciones, tiempos, movimientos y actitudes muy mejorables que sin duda me hubieran llevado a experiencias más sutiles y sublimes. En el Curso, obviamente, realizábamos prácticas durante todo el día y al salir pensaba: pero no he tenido visiones… no me he sentido volar…no he llorado…no siento haber sanado nada… ¿ Lo estaré haciendo bien? Cuando a mitad de Curso, Garimo, gran persona y excelente Maestra, me dio la clave haciendo mención a palabras que en algún momento dijo Osho, y entonces lo entendí: Ah, claro….que esto no es terapia, esto es Meditación. Dejé de pensar en efectos, causas o consecuencias y únicamente ya quise sentir y lo que sentí una y otra vez después de las prácticas, absolutamente en todas, fue una sensación como la de haber estado horas sentado con las piernas cruzadas y ojos cerrados sin moverme. Ah, y sin pensar en nada. ¡Guau!”