Meditación No-Dimensiones OSHO

Esta meditación activa de centramiento se basa en técnicas sufís, que Osho desarrolló y amplió posteriormente. Al utilizar la respiración y una serie de movimientos coordinados seguidos por el giro, tu energía se centra en el hara, el «centro de energía vital» ubicado debajo del ombligo. Desde ahí puedes observar la mente y tener una experiencia de lo que es la presencia y la totalidad; el cuerpo se mueve en todas las direcciones pero el centro permanece inmóvil.

aprender Meditación No-Dimensiones OSHO en español online

INSTRUCCIONES:

La meditación dura una hora y tiene tres fases. En las dos primeras fases se mantienen los ojos abiertos pero sin enfocarlos en nada en particular. En la tercera fase los ojos se mantienen cerrados. La meditación finaliza cuando escuchas tres gongs.

Primera fase: 30 minutos
MOVIMIENTO – Una danza continua en un conjunto de seis movimientos. Con los ojos abiertos, comienza situándote de pie en un lugar y colocando la mano izquierda sobre el corazón y la mano derecha sobre el hara. Quédate quieto por unos momentos solo escuchando la música para centrarte. Esta etapa de la meditación comienza lentamente y aumenta en intensidad. Si la estás haciendo con otras personas, puedes perder la sincronicidad y pensar que has cometido un error. Cuando eso suceda, simplemente detente, fíjate dónde están los demás y luego incorpórate al mismo ritmo que los demás. Cuando suene la campana, comience la secuencia como se describe a continuación.

Los movimientos siempre vienen del centro, o hara, usando la música para mantener el ritmo correcto. Las caderas y los ojos miran hacia la dirección del movimiento de la mano. Use movimientos elegantes en un flujo continuo. Los sonidos fuertes de «Shuu» se hacen desde la garganta en sincronicidad con los sonidos de la grabación. Repite esta secuencia de seis movimientos continuamente durante 30 minutos.

La secuencia:

  1. Une ambas manos sobre el hara, juntando la parte posterior de las manos y apuntando hacia abajo hacia el hara. Inspira a través de la nariz y sube ambas manos hacia el centro del corazón llenándolas de amor. A continuación exhala emitiendo el sonido «Shúu» y proyectando amor al mundo. Al mismo tiempo mueve el brazo derecho (con los dedos extendidos y la palma mirando hacia abajo), y el pie derecho, derecho hacia adelante, mientras dejas caer la mano que no se proyecta hacia afuera de nuevo hacia el hara. Regresa a la posición original con las dos manos en el hara.
  2. Repite este movimiento con el brazo y el pie izquierdo. Regresa a la posición original con las dos manos en el hara.
  3. Repite este movimiento con el brazo y el pie derecho, girándote media vuelta a la derecha. Regresa a la posición original con las dos manos en el hara.
  4. Repite este movimiento con el brazo y el pie izquierdo, girándote media vuelta a la izquierda. Regresa a la posición original con las dos manos en el hara.
  5. Repite este movimiento con el brazo y el pie derecho, girándote completamente hacia atrás por la derecha. Regresa a la posición original con las dos manos en el hara.
  6.  Repite este movimiento con el brazo y el pie izquierdo, girándote completamente hacia atrás por la izquierda. Regresa a la posición original con las dos manos en el hara.
    Esta etapa termina cuando la música se detiene. La segunda etapa comienza con una nueva música.

Segunda fase: 15 minutos. WHIRLING
Coloca el pulgar del pie derecho sobre el pulgar del pie izquierdo. Con los brazos cruzados sobre el pecho inclínate durante unos momentos, en amorosa gratitud ante la existencia y ante ti mismo. Cuando cambie el tempo de la música empieza a girar, bien hacia la izquierda o hacia la derecha, según te parezca mejor. Si giras hacia la derecha, comienza con el pié derecho y el brazo derecho hacia la derecha y extiende el brazo izquierdo en la dirección opuesta. Mientras estés girando puedes cambiar las manos a cualquier posición que te resulte agradable. Gira tal como lo hacen los niños pequeños.
Si no has girado anteriormente empieza muy despacio; una vez que tu cuerpo y tu mente se acostumbre a los movimientos el cuerpo se moverá naturalmente mas rápido. Si te mareas, está bien que te detengas y esperes, antes de volver a empezar. Para terminar los giros, disminuye el ritmo con la música y vuelve a cruzar los brazos sobre el centro del corazón.

Tercera fase: 15 minutos

SILENCIO
Acuéstate sobre el vientre, con los ojos cerrados. Mantén las piernas abiertas sin cruzarlas dejando que toda la energía que ha reunido fluya a través de ti. Si te sientes incómodo acostado sobre el vientre, hazlo sobre la espalda. No hay nada que hacer, solo ser. Un gong indicará el final de la meditación.

Las Meditaciones Activas OSHO y la Meditación No-Dimensiones OSHO están protegidas por copyright. Para cualquier pregunta por favor visita osho.com/copyrigth